Horario: Lunes a Sábado 10:00 - 18:00
TU SALUD Y BIENESTAR DE MANERA INTEGRAL

Centro Especializado en Diabetes y Endocrinología

Tiroides

Especialidad Tiroides

El hipertiroidismo y el hipotiroidismo son los más comúnes

HIPERTIROIDISMO

Si la glándula de la tiroides produce más hormonas tiroideas de lo normal, establece un estado de hipertiroidismo.

Las manifestaciones clínicas que presentan son:

  • Pérdida de peso
    Nerviosismo
    Debilidad muscular
    Cansancio marcado
    Caída del cabello
    Palpitaciones
    Insomnio
    Sudoración
    Aumento de volumen en cuello

HIPOTIROIDISMO

El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula de la tiroides produce menos hormonas tiroideas de lo normal. Como consecuencia algunas funciones corporales se hacen más lentas.

Aunque el hipotiroidismo puede ser temporal, generalmente es una condición permanente. Cerca del 10% de las mujeres y el 3% de los hombres sufren de esta enfermedad. Al inicio los síntomas son ligeros y quizá no sean detectados. Con el transcurso del tiempo, pueden ponerse más severos y producir síntomas marcados.

En su etapa primaria, el hipotiroidismo puede causar algunos síntomas. Aparte del ligero crecimiento de la glándula de la tiroides (bocio) y un incremento en nivel colesterol, la persona puede presentar:

  • Aumento de peso
    Fatiga
    Problemas de memoria
    Dificultad de aprendizaje
    Pelo y uñas secas y dañadas
    Piel seca
    Estreñimiento
    Irregularidades menstruales

CÁNCER DE TIROIDES

Existen 4 tipos de cáncer de tiroides: papilar, folicular, medular y anaplasico. Los dos primeros son por mucho los más frecuentes, más tratables y con mayor curación, el tratamiento es quirúrgico y yodo radioactivo para destruir los remanentes tiroideos.

El yodo radioactivo se administra después de haberse realizado una cirugía extensa que extirpa la casi totalidad de la glándula tiroidea y cualquier ganglio en el cuello portador de cáncer, dependiendo de cada caso.

El endocrinólogo, realiza el diagnóstico define que pacientes deben recibir yodo radioactivo y la dosis que debe recibir según el tamaño de la lesión maligna y de la presencia de metástasis.

Se recomienda que el paciente reciba tratamiento con yodo radioactivo a dosis altas, con el fin de que cualquier remanente del tejido tiroideo incluyendo el maligno, sea destruido y con esto se elimina la posibilidad de que las células malignas crezcan nuevamente.

Todos los pacientes postoperados de cáncer de tiroides deben de recibir tratamiento con hormona tiroidea para el manejo de hipotiroidismo y evitar crecimiento de cualquier otro remanente de células malignas que pudiese haber quedado después de la cirugía y el yodo radiactivo.