Horario: Lunes a Sábado 10:00 - 18:00
TU SALUD Y BIENESTAR DE MANERA INTEGRAL

Centro Especializado en Diabetes y Endocrinología

Factores que Afectan la Función Endocrina

Por : en : enero 6, 2012 Comentarios : (0)

El cuerpo de todo el mundo está sujeto a cambios, algunos naturales y otros no, que pueden afectar la forma en que funciona el sistema endocrino. Algunos factores que afectan los órganos endocrinos incluyen la edad, las enfermedades, el estrés, el ambiente y factores genéticos.

La edad

A pesar de los cambios asociados con la edad, el sistema endocrino funciona bien en la mayoría de las personas a medida que envejecen. Sin embargo, algunos cambios ocurren debidos al deterioro normal que ocurre en las células durante el proceso de envejecer y debido a cambios celulares programados genéticamente. Estos cambios pueden alterar lo siguiente:

  • Producción y secreción hormonal
  • Metabolismo de las hormonas
    (qué tan rápido se desintegra el exceso de hormonas y se expulsan del cuerpo por medio de la orina, por ejemplo)
  • Niveles de las hormonas circulantes en la sangre
  • Actividades biológicas
  • Reacción que las células o tejidos receptores tienen a las hormonas
  • Ritmos en el cuerpo, tales como el ciclo menstrual

Por ejemplo, se cree que la edad está asociada al desarrollo de la diabetes Tipo 2. Con la edad, la reacción de las células receptoras a veces se torna más lenta, especialmente en las personas que tienen el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Las señas y síntomas de los trastornos endocrinos afectan muchos otros sistemas del cuerpo. En las personas de edad avanzada, estos muchas veces son sutiles y más difíciles de detectar que en las personas jóvenes. A veces, estas señas se asocian incorrectamente a otras causas, tales como los cambios normales de la edad, otros trastornos médicos o enfermedades, o a terapia de medicamentos.

El proceso de envejecer afecta a casi todas las glándulas. Por ejemplo, el hipotálamo es el responsable de liberar hormonas que estimulan la glándula pituitaria. Durante el envejecimiento hay una deficiencia en la secreción de algunas de las hormonas hipotalámicas o hay una reacción pituitaria defectuosa. Estos cambios parecen afectar la habilidad del sistema endocrino de reaccionar al ambiente interno del cuerpo. Como resultado, el cuerpo no puede reaccionar tan bien como antes a estreses internos o externos.

Con el aumento de edad, la glándula pituitaria puede reducirse en tamaño y volverse más fibrosa y es posible que no funcione tan bien como antes. Por ejemplo, puede reducirse la producción de la hormona de crecimiento, lo cual puede resultar en problemas tales como una reducción del músculo liso, reducción de la función cardiaca y osteoporosis.

La edad puede afectar los ovarios de la mujer. Estos órganos con el tiempo exhiben el cambio endocrino más estrechamente asociado a la edad: la menopausia. En la menopausia, los ovarios dejan de reaccionar a la hormona estimulante de folículos (FSH) y la hormona luteinizante (LH) producidas por la pituitaria anterior. La producción ovariana de las hormonas estrógeno y progesterona disminuye y eventualmente cesa; con el tiempo, se retira la menstruación en la mujer.

Enfermedades

Las enfermedades pueden afectar la función endocrina de diversas formas. Las enfermedades agudas o crónicas pueden cambiar las funciones endocrinas.

Enfermedades crónicas y agudas

Las hormonas se eliminan de la sangre cuando circulan a los tejidos receptores. El hígado y los riñones son los órganos principalmente responsables de eliminar las hormonas. Varios de estos procesos se alteran u ocurren más lentamente en individuos que tienen trastornos crónicos, cardíacos, hepáticos o renales.

Los factores estresantes agudos físicos o mentales pueden iniciar una reacción preprogramada al estrés. La reacción al estrés es compleja y puede afectar la función cardiaca, renal, hepática y endocrina.

Patologías endocrinas

Los siguientes factores pueden producir patologías endocrinas:

  • Defectos congénitos (de nacimiento) o genéticos (consulte la sección sobre genética a continuación)
  • Cirgía
  • Lesiones traumáticas
  • Tumores cancerosos y no cancerosos
  • Infección
  • Destrucción autoinmune (el sistema inmune ataca los órganos del cuerpo y los lesiona)

En general, las patologías endocrinas crean hiposecreción (deficiencia) o hipersecreción (exceso) de hormonas. El problema subyacente puede estar radicado en la glándula endocrina en sí o en algo exterior a ésta.

El estrés

Hay muchos factores que pueden comenzar la reacción al estrés pero los factores de estrés físico son los más importantes. Para que el cuerpo pueda reaccionar y manejar el estrés físico, las glándulas adrenales fabrican más cortisol. Si las glándulas adrenales no reaccionan, puede ser un problema que ponga en peligro la vida. Algunos factores de importancia médica que causan una reacción de estrés son los siguientes:

  • Trauma (lesión grave) de cualquier tipo
  • Enfermedad o infección grave
  • Calor o frío intenso
  • Intervenciones quirúrgicas
  • Enfermedades graves
  • Reacciones alérgicas

Otros tipos de estrés son estrés emocional, social o económico, pero estos no exigen que el cuerpo produzca niveles elevados de cortisol para superarlos.

Factores externos

Un disruptor endocrino ambiental es una sustancia externa al cuerpo que puede causar efectos adversos para el funcionamiento normal del sistema endocrino. Algunos disruptores imitan la adhesión natural de la hormona con el receptor en la célula. Estas sustancias inician los mismos procesos entre las células del cuerpo que iniciaría la hormona natural. Los disruptores de este tipo se denominan agonistas hormonales.

Otros disruptores bloquean los eventos celulares asociados a la adhesión hormonal. Estos disruptores se denominan antagonistas hormonales. Otros disruptores pueden interferir directamente con la producción, almacenamiento, liberación, transporte, adhesión o eliminación de hormonas endógenas en el cuerpo. Esto puede grandemente afectar la función de ciertos sistemas corporales.

En la actualidad hay más de 84.000 sustancias químicas sintéticas que se utilizan en todo el mundo. Por lo menos 30.000 han sido introducidas al ambiente estadounidense desde 1979. No sabemos hasta qué punto pueden interferir con el sistema endocrino. En base a nuestros conocimientos sobre los efectos de ciertas sustancias químicas sintéticas, tales como el diclorodifeniltricloroetano (DDT), dietilestilbestrol (DES) y los policlorobifenilos (PCB), y la evidencia creciente de que la función reproductiva en animales salvajes y en humanos está cambiando, los científicos ahora están examinando una serie extensa de efectos químicos.

Los disruptores pueden afectar a la gente y a los animales en diversas formas:

  • Trastornos en el desarrollo sexual
  • Reducción de fertilidad
  • Defectos congénitos
  • Empollamiento reducido en animales
  • Disminución de la reacción inmune
  • Cambios neurológicos y de comportamiento, incluso menos tolerancia al estrés

Genética

Partes de su sistema endocrino pueden ser afectadas por los genes. éstos son unidades de información hereditaria, pasada de padres a hijos. Los genes contienen las instrucciones para la producción de proteínas, que son algunos de los componentes esenciales del cuerpo. Los genes están en los cromosomas, cuya cantidad normal es 46 (23 pares).

A veces hay cromosomas adicionales, ausentes, alterados o deteriorados que pueden causar enfermedades que afecten la producción y función hormonal. El par 23, por ejemplo, es el par de cromosomas que determina el sexo: la madre y el padre contribuyen un cromosoma al sexo del niño. Las niñas tienen dos cromosomas X (uno de la madre y una del padre), y los niños tienen uno X (de la madre) y uno Y (del padre). No obstante, hay veces en que puede faltar un cromosoma o parte de uno. En el síndrome Turner, sólo hay un cromosoma X normal y esto puede causar un crecimiento deficiente. En otro ejemplo, a un niño con el síndrome Prader-Willi (SPW) le puede faltar o tener incompleto el cromosoma 15, el cual también afecta el crecimiento, el metabolismo y la pubertad.

Sus genes también pueden ponerlo a riesgo de sufrir ciertas enfermedades, tales como cáncer del seno. Si toma estrógeno puede que el tejido mamario crezca más rápidamente. El cáncer normalmente aparece en tejidos que crecen rápido. Esta es una de las razones por las cuales los científicos piensan que el tomar estrógeno para los síntomas de la menopausia puede estar relacionado al cáncer en el seno. Otra idea es que el tejido del seno convierte el estrógeno en sustancias químicas que pueden adherirse al ADN (material genético) y causar daños. Daños al ADN es una causa común del cáncer. En el presente, no se sabe exactamente por qué el estrógeno puede causar cáncer o el papel que desempeña en el cáncer del seno.

Ciclos de liberación hormonal

El tiempo parece afectar la liberación de ciertas hormonas. Algunas hormonas tienen una liberación típica de ciclos. Este patrón muchas veces encaja con ritmos diarios del cuerpo o con el ciclo de dormir y despertar.

El cortisol se acumula temprano en el día, se reduce hacia la tarde, y se eleva hacia el fin del sueño y sube al máximo durante las horas de la mañana.
La hormona estimulante de la tiroides (TSH) se eleva al máximo punto durante el sueño y llega a su punto bajo tres horas después de que se despierta el individuo.

Los niveles de la hormona de crecimiento (GH) se elevan 90 minutos después de que comienza el sueño. Típicamente aumenta durante las primeras 2 horas de sueño profundo. También aumenta si la persona es hipoglucémica (glucemia baja), tiene hambre, está haciendo ejercicio, está emocionada o es víctima de una lesión grave.

Hay un patrón bastante definido de elevación y caída de la actividad del estrógeno y la progesterona durante el ciclo menstrual de la mujer, que dura un promedio de 28 días.

 

Dr.Francisco Navarrete

Autor

Ver todos
81 1975 7720 whatsapp